Rodman firma un nuevo contrato para la construcción de dos nuevos Catamaranes de Pasaje, para la armadora holandesa Aqualiner

 

Rodman comenzará la construcción de dos nuevos catamaranes de pasajeros de 35 m de eslora cada uno. Serán los catamaranes de pasajeros construidos en PRFV (Poliéster reforzado con Fibra de Vidrio) de mayor eslora construidos en España y de los mayores a nivel europeo.

 

Durante los últimos años, Rodman ha diseñado, construido y entregado satisfactoriamente, diferentes tipos de catamaranes, no sólo de pasajeros, sino también para otros usos, como pueden ser catamaranes hidrográficos y de investigación o catamaranes offshore de apoyo a plataformas de energía eólica marina.

La experiencia adquirida en este tipo de construcciones, sitúa a Rodman, como uno de los astilleros de referencia a nivel europeo en este tipo de embarcaciones.

Los nuevos catamaranes, que se empezarán a construir en los próximos días, marcarán un nuevo hito para Rodman, siendo los catamaranes de pasajeros de mayor eslora en PRFV, diseñados y construidos en España.

Tras varios meses de negociaciones, la armadora holandesa Aqualiner, especializada en el transporte marítimo de pasajeros con ferries de alta velocidad, ha confiado en Rodman para llevar a cabo la ampliación de su flota actual de embarcaciones. Desde Julio de 2017, esta compañía está abordando un proyecto de expansión internacional muy importante, al haber conseguido la concesión de varias líneas de transporte en Holanda y en otros países vecinos, ofreciendo soluciones y alternativas de transporte entre ciudades y áreas geográficas con problemas de congestión o acceso.

Ambas embarcaciones de 35 m de eslora cada una, se construirán bajo la normativa europea ES (TRIN). Cada una de ellas, tendrá una capacidad para 248 personas. Además tendrán una zona en cubierta diseñada específicamente para la estiba de bicicletas, con espacio para 63 vehículos, acompañada de una zona en cubierta superior, preparada para disfrutar de la navegación, en diferentes temporadas del año.

El plazo de entrega estimado, será de 8 meses.

La construcción  de estos nuevos catamaranes supone un nuevo reto para el astillero,  dónde conjugará a la perfección toda su experiencia y cualificación en la construcción de este tipo de embarcaciones, con sus estándares habituales de calidad y con los requisitos exigidos por su armador.