Las Rodman 66, bautizadas como “M.M. Bustelo Pavón” y “M.M. Pérez Verdú”, tendrán su puerto base en Ferrol y han sido encargadas por Navantia, quién las ha cedido a la Armada Española, para operar como lanchas de instrucción en la ESENGRA (Escuela Superior de Especialidades de la Estación Naval de la Graña)

El astillero Rodman Polyships SAU finaliza el 2020, con una nueva entrega de embarcaciones.

En este caso, las embarcaciones entregadas han sido dos unidades del modelo Rodman 66, que han sido rediseñadas teniendo en cuenta todos los requerimientos técnicos y de funcionalidad, exigidos por el armador, para adaptarse de la mejor manera posible al uso que la embarcación tendrá en su destino final.

La Rodman 66 es uno de los modelos más emblemáticos de las patrulleras de vigilancia costera en el segmento de 20 m de eslora, del astillero Rodman. En esta ocasión, se ha adaptado a las necesidades de su nuevo armador, convirtiéndola en Lancha de Instrucción de 20,5 m de eslora total y 4,90 m de manga.

Las lanchas han sido concebidas para operar en zonas próximas del litoral español, realizando fundamentalmente tareas de instrucción de los alumnos de la ESENGRA.
En su desarrollo y construcción se ha tenido en cuenta una vida mínima activa de la embarcación de 20 años, durante los cuales se prevén realizar las labores de mantenimiento necesarias, para que se alcance el periodo de actividad previsto.

En la construcción del casco y la cubierta, se han utilizados fibras de PRFV (Poliéster Reforzado con Fibra de Vidrio) Aramida y Kevlar, con resinas de vinil éster e isoftálicas, homologadas para uso marino.

Equipadas con dos motores diésel CATERPILLAR C18 de 715 CV de potencia cada uno, que le permitirán alcanzar velocidades máximas superiores a los 20 nudos. Con capacidad de combustible de 6.000 L y una velocidad económica de 15 nudos, se estima una autonomía de la embarcación de 500 millas.

Las embarcaciones están preparadas para operar de noche y se han dotado para un máximo de 16 tripulantes, que dispondrán de camarotes para todos.

El diseño y construcción de estas embarcaciones, ha seguido los procedimientos y estándares de calidad, establecidos en la certificación PECAL/AQAP 2110, que recoge los requisitos OTAN para el aseguramiento de la calidad en la construcción de embarcaciones para el sector de la Defensa.

Durante las pruebas oficiales y el acto de entrega, celebrado en las instalaciones de Rodman Polyships, SAU en Meira – Moaña, representantes tanto de Navantia como de la Armada Española, manifestaron su satisfacción con las embarcaciones y con las prestaciones de las mismas que pudieron comprobar durante las pruebas oficiales realizadas, previas a la entrega.

La entrega de este nuevo modelo de patrullera, consolida la posición de Rodman como uno de los líderes mundiales en la construcción de embarcaciones profesionales en PRFV. Todos los barcos profesionales y embarcaciones de recreo, construidos por el astillero, son reconocidos y altamente valorados por los armadores más exigentes, así como por organizaciones y administraciones gubernamentales de todo el mundo.